¿Qué deben saber los padres primerizos?

consejos para padres primerizos

Si estás a punto de convertirte en madre o padre por primera vez ¡enhorabuena! Estás por iniciar una de las etapas más bonitas de tu vida: la experiencia de criar a un niño es simplemente inigualable. Sin embargo, es probable que tu expectativa por convertirte en padre o madre por primera vez sea tan intensa como el sentimiento de desorientación que tienes al respecto.

La incertidumbre y la preocupación de no saber qué hacer con el pequeño que está por llegar a tu vida pueden ser muy desconcertantes. Pero no te preocupes, la mayoría de las respuestas a las preguntas que te estás haciendo llegarán a ti de la mano de tu instinto. El resto, te lo contamos.

Los cuidados de tu bebé comienzan desde el vientre

Así como lo lees: las tareas de maternidad comienzan desde el primer momento en el que detectas tu embarazo. Tu estilo de vida debe adaptarse a tu nuevo rol desde el primer momento: así, si ya estás en proceso de gestación, deberías empezar a preocuparte por mantener una alimentación adecuada, siempre siguiendo las indicaciones de tu médico especialista.

vientre de madre embarazada

Esto es muy, muy importante: sigue al pie de la letra las recomendaciones de tu médico. Si alguien sabe lo que es bueno y lo que es malo para tu bebé durante su desarrollo, es él. Obviamente abstente del uso de sustancias que podrían poner peligro a tu bebé: no vale la pena el riesgo. Sin embargo, tu dieta no es lo único que debes mantener de manera balanceada: tus emociones también tienen un impacto trascendental en tu pequeño, aún en el vientre.

Estudios han comprobado que desde el sexto mes del embarazo, la madre y su bebé establecen un vínculo emocional en el que todo lo que sientas, será reflejado en mayor o menor medida en tu pequeño. Así que ya lo sabes: embarazos felices producen bebés felices. Procura junto a tu pareja o junto a tus amigos y familiares tener un embarazo lo menos accidentado posible, tanto emocional como físicamente hablando. Tu bebé lo agradecerá.

La regla de oro de la maternidad

Han pasado ya los nueve meses de feliz gestación y ya sostuviste por primera vez a tu bebé entre tus brazos: ahora es que comienza lo bueno. Tu bebé requerirá cuidados, pero ojo, tú también. La única manera en la que podrás procurarle a tu pequeño los mejores cuidados es si no te olvidas de ti misma y te cuidas tú también. Por esto tenemos la considerada regla de oro de la maternidad: siempre que el bebé duerma, tú duermes.

No importa si la casa está sucia o quedan platos por fregar: el mayor reto al que te enfrentarás en tu nuevo rol de mamá es manejar de manera adecuada tus energías. Tu horario de sueño suele ser la primera víctima de la maternidad: a tu bebé le va a importar muy poco si es medianoche, si algo le molesta, va a llorar, por lo que no puedes esperar mantener un horario de sueño habitual.

Lo mejor será sincronizar tus horas de sueño con las de él: así siempre tendrás las baterías recargadas para atender sus necesidades. Distribuirte tareas con tu pareja o pedir ayuda a los más cercanos a ti también te ayudará a aliviar un poco la carga y descansar de cuando en cuando. No tengas miedo de pedir ayuda.

Todo el mundo tendrá algo que decir: ignóralos

Este consejo puede sonar un poco rudo y maleducado, pero es vital. El tema de la maternidad es muy extenso y admite muchas maneras: no hay un método perfecto o absoluto, pero muchos creen que sí y que es el suyo. Debes estar preparada para la avalancha de recomendaciones y consejos (aunque a veces parecerán órdenes) no solicitados que recibirás a penas se corra la voz de que serás madre primeriza.

No es que no escuches a nadie, pero debes aprender a decantar lo que es útil y lo que no. Como te hemos dicho anteriormente, tu instinto hará una buena parte del trabajo, y mientras tu bebé este sano y salvo, poco importa cómo hagas las cosas. Claro, siempre hay espacio para mejorar, y si sientes que puedes hacer algunas cosas de manera más eficiente y no sabes cómo, no tengas miedo de preguntar.Te sorprenderá darte cuenta que los mejores consejos los puedes encontrar en las personas que saben que su sabiduría solo es útil cuando es solicitada, sino, es intromisión.

Como vez, no se trata de un manual de consejos prácticos listos para llevar al campo de batalla: son lineamientos que te ayudarán a procurar una crianza armoniosa para ti y para tu bebé. Ah, y una última cosa: acepta toda la ayuda (de confianza) que te ofrezcan, lo agradecerás.

¿Qué deben saber los padres primerizos?
4.7 (94.29%) 7 votos
Te puede interesar...
Fiebre en bebés: Cuál es su temperatura normal y c... La temperatura corporal es un síntoma de bienestar, es el mejor indicador para comunicar que estás en un estado óptimo de salud. Por ello comprobar qu...
Primer baño del bebé – Todo lo que debes sab... ¿Cuando se puede bañar un recién nacido? ¿Cómo lo haré sin que llore? ¿Que productos son los mejores? Descubre la respuesta a estas y otras dudas sobr...
¡Descubre la tremenda utilidad del sacaleches! Algunas madres dan el pecho y otras no, por los motivos que sean. En el caso de las últimas, la alimentación puede repartirse entre la pareja desde el...
¡Hora del baño! Bañeras y hamacas para bañar a tu ... La hora del baño con tu bebé es uno de los momentos más especiales. Las primeras veces que siente el agua cálida cubrir su cuerpo, su fascinación táct...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *